Silbatos y flautas globulares

Flautas globulares

La producción intensiva de pequeños silbatos y flautas globulares que hubo en la América precolombina fue de tal magnitud que se cuenta actualmente con miles de ejemplares arqueológicos. Estas flautas fueron construidas en cerámica y las hay de diferentes tamaños y tipos, teniendo una extenso rango de timbres que fueron utilizados para recrear los sonidos de diversas especies animales entrando en contacto con el mundo natural. En la interpretación de estos objetos sonoros se puede establecer una relación tímbrica entre el sonido de las especies representadas y las expresiones sonoras que estas flautas logran emitir.  

La búsqueda en la imitación de ciertas características sonoras de especies animales e insectos pudiera estar asociado en primera instancia con la actividad de la caza de animales, característica de las sociedades nomadas-recoletoras. El hecho de poder comunicarse con los animales a través de un pequeño silbato fue de gran ayuda para convocar a los animales y luego cazarlos. 

Sin embargo, analizando las costumbres rituales y chamánicas del mundo americano, observamos que la imitación de ciertas características de animales sagrados -aves, felinos y reptiles- tuvo relación con una concepción mágica y animada del mundo animal. Los chamanes eran especialistas en el contacto con otros mundos, y los sonidos fueron necesarios para establecer esa conexión. Al parecer los seres sobrenaturales que habitan en mundos supranaturales son sensibles a las vibraciones que emiten los objetos sonoros. De allí la gran cantidad de silbatos y flautas globulares utilizados en estos rituales, en donde se observa que cada instrumento esta asociado a un animal, entendiendo por asociación simbólica que el instrumento es evocativo de alguna expresión sonora de dicha especie representada. 

En el caso particular de los pajaros, su asociación al mundo mitológico ha sido muy estrecha, las aves cumplieron un rol fundamental en la vida espiritual americana. Eran los mensajeros de los dioses, quienes a través de su vuelo al mundo de arriba, el cielo, lograban establecer un contacto espiritual con los seres tutelares y sobrenaturales que eran de vital importancia para el mundo espiritual americano. Por dicha razón es comprensible que los silbatos y flautas globulares hayan ocupado un lugar central en la creación de los objetos sonoros precolombinos, en cuyas formas se plasmaron motivos relacionados al mundo de las aves.